El pasado mes de julio el Pleno de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, ha puesto fin  al agravio e injusticia que venía padeciendo el cónyuge que mes a mes abonaba a su ex-cónyuge la pensión compensatoria, a cuyo pago venía obligado por resolución judicial ,y de forma paralela y simultánea, su anterior pareja mantenía una relación de convivencia estable con un tercero, ajeno evidentemente a la relación conyugal que devengó esta prestación compensatoria a favor del ex–cónyuge, pero beneficiario en cierta medida  de la situación económica de su pareja en perjuicio de su cónyuge anterior.

Supuestos similares, hasta la sentencia de 18.7.18 ,obtenían dos tipos de respuestas judiciales distintas: una, la más favorable, que declaraba la extinción de la prestación con efectos desde la presentación de la demanda, siempre y cuando en el procedimiento judicial se pudiera probar de manera indubitada la existencia del hecho extintivo, por ejemplo la celebración de un nuevo matrimonio; y la otra, y la más generalizada, que venía declarando como momento de la extinción de esa prestación  la fecha en que se dicta la sentencia ,argumentando que es a través del procedimiento judicial  cuando se ha podido debatir si procede o no seguir manteniendo este beneficio a favor de su ex-cónyuge y en definitiva si se concurren las circunstancias previstas legalmente para declarar su extinción.

Ambas posturas, sin duda, han generado múltiples  abusos, porque  con independencia del momento en el que naciese el derecho del cónyuge pagador a extinguir la prestación que venía satisfaciendo, no podía obtener respaldo judicial, más allá y en el mejor de los casos, de la fecha de la presentación de su demanda.

Y lo novedoso de la sentencia del T.S. del pasado mes de julio es que extiende los efectos de la extinción de la prestación a un momento anterior incluso a la presentación de la demanda, fundamentándolo en que  desde que se produjo la convivencia con un tercero ajeno a su relación anterior matrimonial, ya nació el momento para poder ejercitar la acción de extinción.

Es decir, que ya no declara  como fecha de su extinción ,ni la fecha de la presentación de la demanda ni la de la sentencia, sino el momento del nacimiento del hecho que da lugar a su supresión aunque no se haya ejercitado acción judicial alguna.

Y utiliza un criterio, a juicio de esta parte, irrebatible: “La razón de ser de esta pensión compensatoria está en la comunidad de disfrute entre dos personas unidas por matrimonio, de una determinada posición económica, lo que da lugar a que, extinguido el vínculo, el cónyuge que sufre un desequilibrio, con relación a la situación en que se encontraba vigente el matrimonio deber ser compensado, compensación que se extinguirá cuando esa comunidad de disfrute se instaura de nuevo con otra persona”

Sin duda, esta sentencia dará tranquilidad a los cónyuges a quienes se les oculta esa nueva relación, porque aunque la descubran tiempo después y en consecuencia se retrase la fecha de interposición de su demanda, no por ello va a perder su derecho a extinguir la prestación con efectos retroactivos.

Si desea ampliar la presente información, no dude en ponerse en contacto con Carmen Gonzalez llamando al +34.915.638.512 o enviando un email a Carmen.gonzalez@circulolegal.es

Carmen González Poblet
Socia de Círculo Legal

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas y para servir más rápidos los contenidos.

_ga, _gat, _gid, _gal, _gat_ID, gdpr[allowed_cookies], gdpr[consent_types], _icl_current_admin_language, _icl_current_language,

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros en las que se almacenan externamente para conocer tus usos de navegación, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales

_ga, _gat, _guid, __utma, __utmz, disqus_unique, DSID, ads_prefs, _ga, auth_token