Tanto el  causante de la herencia, -lógicamente antes de su fallecimiento-,  como el heredero de  su patrimonio, una vez que adquiere esa condición-, pueden salir al paso de muchos de los problemas a los que en un momento posterior se van a tener que enfrentar, bien los propios herederos o bien  personas muy allegadas al causante ,por no haber protegido su situación en vida el fallecido.

Mediante un testamento el causante puede prever  lo que quiere hacer con su patrimonio, que es lo que va a trasmitir a sus herederos, en qué proporción a cada uno de ellos   y  que cargas van a tener que soportar éstos; en definitiva si conoce   el marco legal, ello le va a permitir reflexionar sobre lo que quiere hacer con lo que es suyo y ha adquirido a lo largo de su vida.

No otorgar ese testamento se traduce  que va a tratar a todos sus herederos   por igual, con independencia de las  atenciones  y cuidados que ha recibido de cada uno de ellos y de las necesidades que  a su vez, cada uno  pueda tener.

Gastos y montante al que hacer frente

Pero el heredero, que adquiere esta condición tras el fallecimiento del causante, también debe conocer no solo los gastos y el montante al que va a tener que hacer frente si adquiere la herencia , sino que vías legales son posibles para en el caso de que el pasivo de la herencia sea significativo no se vea perjudicado su patrimonio personal.

Afortunadamente hablar de estos temas está dejando de ser tabú para muchas personas, se está abandonando  el sentimiento de que por planificar en vida, está más próxima  la fecha de nuestro fallecimiento.

No se otorga testamento

Si no se otorga testamento, todos los bienes se reparten a partes iguales entre todos los herederos legítimos, pero si se hace  las posibilidades son variadas, por ejemplo se puede beneficiar a un heredero o a varios con cargo al tercio de mejora ,distribuyendo de esta forma solo el tercio de legitima a partes iguales entre todos y el de mejora solo va a percibirlo  el heredero/s a los que se ha querido dejar más bienes, pensemos por ejemplo en el hijo que pueda tener una discapacidad y vaya a necesitar más cuidados y recursos en el futuro.

El tercio de libre disposición a través del testamento se puede dejar indistintamente a cualquier heredero o tercero aunque sobré el no recaiga esta condición, pensemos por ejemplo en el cónyuge, que solo tiene derecho al usufructo de un tercio si coincide con herederos forzosos, en  la nueva pareja, en un hermano, sobrino…..

En definitiva con la debida previsión se abre un amplio abanico de posibilidades y pueden quedar más protegidos  los miembros de las nuevas unidades y estructuras familiares que existen en nuestra sociedad actual.

No es  menos importante que  el causante conozca  en que se va a quedar reducido su patrimonio cuando pase a sus herederos  y éstos hagan frente a los costos que les conlleva su adquisición. Hecho que en este momento tiene  una trascendencia muy relevante, porque aunque en España actualmente no hay una uniformidad sobre el tipo impositivo que grava las herencias,  se prevé que la haya en breve.

Informe sobre la Reforma del Sistema de Financiación autonómica

El informe sobre la Reforma del Sistema de Financiación autonómica que se entregó al gobierno en el mes de julio de 2017 contenía varias propuestas para armonizar las diferentes normativas autonómicas. Nuestra Comunidad de Madrid, si finalmente ven la luz las propuestas, se va a ver seriamente perjudicada porque a día de hoy el Impuesto de Sucesiones y Donaciones es prácticamente inexistente, tiene una bonificación del 99% de la cuota resultante.

Y antes de que prosperen estas reformas se puede adelantar la trasmisión del patrimonio a los descendientes, si  ello resulta aconsejable por otros motivos y beneficiarse de la situación legal e impositiva actual, porque el Impuesto de Donaciones a día de hoy contempla la misma bonificación fiscal.

Dificultades económicas por la adquisición de la herencia

La adquisición de la herencia por el heredero también puede causarle serias dificultades económicas: si  no hace nada, el heredero que acepta la herencia, bien expresamente o tácitamente, se subroga en la posición que tenía el fallecido,  es decir todos los bienes y derechos que tenía se trasmiten al heredero, pero de la misma forma se trasmiten sus deudas y obligaciones.

Pero no es necesario renunciar a percibir una herencia, por el simple temor de verse afectado o tener que hacer frente a las deudas que tenía contraídas en vida el fallecido, existen otras vías  legales que permiten delimitar la responsabilidad de los herederos, tales como la aceptación a beneficio de inventario, y el derecho a deliberar, eso sí dando fiel cumplimiento a sus requisitos determinados legalmente para cada una de ellas

En definitiva, si bien es cierto que no vamos a poder hacer todo lo que queramos con lo nuestro, no es menos cierto que podemos hacer bastantes cosas actuando con la debida planificación.

Si desea ampliar la presente información, no dude en ponerse en contacto con Carmen Gonzalez llamando al +34.915.638.512 o enviando un email a Carmen.gonzalez@circulolegal.es

Carmen González Poblet
Socia de Círculo Legal

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas y para servir más rápidos los contenidos.

_ga, _gat, _gid, _gal, _gat_ID, gdpr[allowed_cookies], gdpr[consent_types], _icl_current_admin_language, _icl_current_language,

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros en las que se almacenan externamente para conocer tus usos de navegación, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales

_ga, _gat, _guid, __utma, __utmz, disqus_unique, DSID, ads_prefs, _ga, auth_token