Nuestros derecho societario ha importado del derecho anglosajón cláusulas dirigidas a proteger los intereses de socios y accionistas, en los casos en que se produzcan ofertas de adquisición sobre sus acciones o participaciones, y las decisiones de venta de unos u otros puedan perjudicar los intereses del resto. A la hora de redactar estas cláusulas o recomendar a las partes su inclusión, hay que poner especial atención a la posición del socio o acccionista (o grupo de ellos) al que estamos asesorando, porque estas cláusulas, en un caso están dirigidas a proteger los intereses del socio o accionista mayoritario (grag-along) y, en otro, de los minoritarios (tag-along).

De la utilización de unas y otras habla extensamente nuestro socio Felipe García en el artículo que esta semana publica la revista Economist & Iuris y que ahora les acompañamos.

Download Attachments

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR