No es necesario renunciar a percibir una herencia, por el simple temor a poder verse afectado por las deudas que tenía contraídas en vida el fallecido. Y ello se debe a que existe una vía legal poco conocida, pero recogida en los artículos 1010 y siguientes del Código Civil, que posibilita al heredero aceptar una herencia sin que tenga que responder él personalmente por las deudas y cargas hipotecarias que conforman el pasivo de la herencia y gravan los bienes que lo componen.

Interesante tema del que habla ampliamente nuestra socia Carmen Gonzalez, en el artículo que ahora les acompañamos y que publicaba el pasado 12 de julio Lawyerpress.

Download Attachments

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas y para servir más rápidos los contenidos.

_ga, _gat, _gid, _gal, _gat_ID, gdpr[allowed_cookies], gdpr[consent_types], _icl_current_admin_language, _icl_current_language,

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros en las que se almacenan externamente para conocer tus usos de navegación, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales

_ga, _gat, _guid, __utma, __utmz, disqus_unique, DSID, ads_prefs, _ga, auth_token