Durante el primer trimestre de 2016 han visto la luz, por fin, importantes criterios orientadores para empresas y operadores jurídicos en el complejo tema de la Responsabilidad Penal de las Personas Jurídicas (RPPJ). Primeramente fue la interesante Circular 1/2016 de la Fiscalía General del Estado, y solo unos días después las Sentencias del Tribunal Supremo de 29 de febrero y de 16 de Marzo de 2016.

Artículo completo aquí:

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR